Para Manuel Sánchez Castro, Colombia es uno de los países más morosos de la región. Así lo demostró un estudio de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

Aunque, la mayoría de las deudas se tienen con entidades bancarias, aún así  las personas están sometidas a enfrentare un  proceso ejecutivo para recuperar deudas no pagadas.

Pero antes de iniciar cualquier tipo de acción legal, es pertinente tener en cuenta tres aspectos clave para ejecutar una deuda ante un juzgado:

  • El primer escenario, es analizar el perfil de pago del deudor, si este no cuenta con bienes o ingresos suficientes para solventar lo adeudado, no  pagará. Incluso, si existe una sentencia en un juzgado.
  • Las principales recomendaciones para prevenir estas situaciones, es realizar un análisis antes de iniciar el préstamo.
Le puede interesar: Manuel Hernando Sánchez Castro: “Bullying”

Ahora, según Manuel, una de las opciones legales que hay para el cobro de un débito, es la presentación de una demanda ante un juez civil o de pequeñas causas. Con tal acción, la autoridad competente podrá ordenar el pago del monto adeudado o hacer cumplir la obligación pactada.

¿Pero qué debo hacer para ello?

En primera instancia, se debe anexar todos los documentos que demuestren la existencia de dicha deuda, como lo pueden ser una letra de cambio, pagaré, un contrato de arrendamiento, o el llamado  “titulo ejecutivo”.

Con estos requisitos, el juez entrará a evaluar el caso y si comprueba la existencia de la deuda, ordenará al moroso pagar el monto que se debe en determinado plazo.

Como medida cautelar, pedirán  el embargo de los bienes del deudor, por lo que este no podrá disponer de los mismos.

Del mismo modo, el juez citará a las partes para llegar a un acuerdo de conciliación con el fin de saldar la deuda de manera equitativa y justa para las partes.

Sin embargo, en caso que no se llegué a un acuerdo, se continuará con lo que se denomina el “proceso ejecutivo”. Allí, se ajustará la deuda con el tiempo que se lleve de mora y se hará una liquidación de crédito.

Los bienes que se embargaron serán avaluados por un perito experto y se pondrán en venta como “remate” con el propósito de saldar la deuda.

Le puede interesar: Manuel Sánchez Castro: Falsificación de documentos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *